LOVE & CARE

Estas son algunas de las recomendaciones y cuidados de mantenimiento general que deben realizarse en la joyería para tener un mejor cuidado y para prolongar su duración:

 

Las joyas son naturalmente delicadas y al igual que cualquier metal, son susceptibles a daños, por lo que requieren medidas preventivas y de mantenimiento. Es importante tener en cuenta que hay que darles un uso adecuado, ya que, por naturaleza se desgastan. Por otro lado, hay que tener en cuenta el pH natural de las personas; en algunos casos, este puede llegar a desgastar el enchapado de oro de la pieza.

 

La plata es un metal que se oxida y reacciona con el medio ambiente, por lo que el deslustre y obscurecimiento en las piezas de plata es producto de una oxidación natural causada por la interacción de ciertos elementos, tales como el entorno, el pH de la gente, la exposición a otros productos químicos o soluciones, ciertos ácidos, entre otros. Otro caso de obscurecimiento se da si su pieza es plata .925 y ha sido almacenada durante mucho tiempo.

 

IMPORTANTE: Tenga en cuenta que la joyería enchapada en oro no es de oro sólido.

 

Después de su uso, mantenga sus joyas en un lugar seguro, seco y ventilado. Esto evitará una oxidación excesiva. No almacene las piezas en sitios que tengan contacto directo con madera: esta a menudo puede contener ácidos que dañan la superficie de la plata.

 

Se recomienda almacenar cada una de las piezas de forma individual para evitar que se rayen unas con otras, en sitios con poca humedad y que se encuentren lejos del calor extremo.

 

Evite la exposición directa de la pieza de plata a la luz artificial o la luz solar durante largos períodos de tiempo.

 

Se recomienda no exponer la joya a agentes corrosivos, tales como agua salada, durante largos períodos de tiempo y evitar otros como: cloro, grasa, sudor, lociones para el cuerpo, productos cosméticos, lacas y perfumes. Esto ayudará a mantener su joyería en las mejores condiciones.

 

Para limpiar joyas de plata, use un paño especial y frote suavemente la superficie de la pieza para que brille nuevamente. El paño debe estar completamente seco.

 

No use un paño de limpieza en productos con enchape, ya que podrían dañarse.

 

Limpie sus joyas frecuentemente para mantenerlas con brillo.

 

Otro método de limpieza es: sumergirlas en agua tibia y jabón durante unos minutos o también remojarlas en agua con bicarbonato de sodio. Posteriormente, tallarlas con un cepillo suave para eliminar la suciedad. Secar muy bien la o las piezas con delicadeza con un paño seco.

 

Si tiene alguna pregunta o comentario sobre el cuidado de su joyería, infórmenos al correo bawaa.mx@gmail.com

 

Gracias por su tiempo. Por favor, trate sus joyas con AMOR Y CUIDADO.